martes, 1 de diciembre de 2015

Chicas Almodóvar - Carmen Machi

Carmen Machi

Carmen Machi (Madrid, 1963) creció en Getafe y estudió en el colegio San José de dicha localidad. Tras años en el teatro, con obras como El Mercader De Venecia, María Sarmiento, Retablo De La Avaricia, la Lujuria y la Muerte, Luis San Narciso le dio la oportunidad de trabajar para en serie 7 Vidas (1999 - 2006) con el personaje de Aída García. Debido al éxito del personaje, Telecinco decidió hacer de esta serie un spin-off protagonizado por ella misma, y bautizado con el nombre de su personaje, Aída, en la que permaneció durante cuatro años hasta abandonar la serie para poder realizar otros proyectos. 

Desde entonces, Carmen Machi ha compaginado cine y televisión sin abandonar nunca las tablas. En los últimos años ha protagonizado con gran éxito de crítica y público obras como Falstaff, Agosto, Juicio a una Zorra, Los Macbez o Antígona

En cine ha destacado en películas como Vida Y Color (2005), La Mujer Sin Piano (2009), Pájaros De Papel (2010), Que Se Mueran Los Feos (2010) y Ocho Apellidos Vascos (2014) por la que obtuvo el Premio Goya a mejor actriz de reparto. Ha trabajado en Hable Con Ella (2002) y Los Abrazos Rotos (2009) de Pedro Almodóvar, además de protagonizar el cortometraje La Concejala Antropófaga (2009) con un desternillante monólogo sobre sexo, drogas y política.


En Hable Con Ella (2002) Carmen Machi interpreta a la enfermera jefe de la Clínica El Bosque en la que trabaja Benigno (Javier Cámara).

Carmen Machi es la enfermera jefe de Hable Con Ella (2002)

En Los Abrazos Rotos (2009) Carmen Machi es una de las actrices de Chicas Y Maletas, la película que dirige Mateo Blanco (Lluís Homar). En ella interpreta a Chon, un peronsaje que se encuentra en una situación desesperada tras haber sido abandonada por su pareja.

Carmen Machi en el papel de Chon en Los Abrazos Rotos (2009)

En Los Amantes Pasajeros (2013) Carmen Machi interpreta a la "discreta" portera del edificio en el que vive Alba (Paz Vega), antigua amante de Ricardo Galán (Guillermo Toledo).

Carmen Machi es la portera de Los Amantes Pasajeros (2013)

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Noticias - Almodóvar cambia el título de su nueva película: Julieta

«Hemos decidido cambiar el título de la película que en estos momentos se halla en postproducción y de la que Alberto Iglesias está terminando de componer la banda sonora. En vez de Silencio se llamará Julieta», ha escrito Pedro Almodóvar en la web de El Deseo, su productora.

Nuevo teaser poster de Julieta (2016)

«Cuando empezamos la preproducción me enteré que Martin Scorsese iba a rodar una película con el mismo título, entonces no le di importancia porque pensaba imponer en todos los mercados el título en español que suena bastante distinto de Silence. Scorsese y yo hemos terminado nuestros respectivos rodajes y ya podemos saber que coincidiremos en las pantallas del mundo el próximo año, por la misma época. Además se publicará de nuevo la novela en la que la película está basada, Silencio de Shûsaku Endô. La novela cuenta las peripecias de unos misioneros jesuitas en el Japón feudal del siglo XVII. Considero demasiados silencios en la misma época y prefiero evitar equívocos futuros».

La Julieta del título será interpretada por Emma Suárez y Adriana Ugarte en diferentes épocas (arranca en 1985 y transcurre hasta la actualidad).

Julieta, según Almodóvar habla «del destino inevitable, del complejo de culpa y de ese misterio insondable que nos hace abandonar a las personas que amamos, borrándolas de nuestra vida como si nunca hubieran significado nada. Y del dolor que ese abandono provoca en la víctima».

La película se estrenará en marzo de 2016.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Chicos Almodóvar - Karra Elejalde

Karra Elejalde (1960)

Karra Elejalde (Vitoria, 1960) vivió hasta los 14 años en Salinas de Léniz (Guipuzcoa). Empezó a estudiar para ser electricista y cursó estudios de pintura y escultura en la escuela de artes y oficios de Vitoria. Más tarde estudiaría arte dramático durante su periodo de Formación Profesional, e impartiría cursos de interpretación en C. Molinuevo (Vitoria).

Karra Elejalde ha tenido una trayectoria polifacética que pasa por la fundación de grupos de teatro o su trabajo como actor de cine hasta escribir letras de canciones para conjuntos de rock vasco como Herzainak o Korroskada. Criado artísticamente en el contexto del teatro vasco independiente, enrolado en compañías como Grupo Samaniego, La Farándula, Klacatrak o Ttipi-Ttapa y en distintos tipos de espectáculos teatrales, destacando la trilogía de monólogos Etc, Etc... (1988), La Kabra tira al monte (1997) y La Kabra y Miss Yoe's (2006).

Debutó en el mundo del cine con el largometraje A los cuatro vientos (1987), si bien sería su asociación con los dos grandes emblemas de la nueva generación de cineastas vascos, Juanma Bajo Ulloa y Julio Medem, lo que dispararía definitivamente su carrera en el celuloide, especialmente tras Airbag (1997) de Juanma Bajo Ulloa. Desde entonces, Elejalde ha rodado con algunos de los directores más destacados de España, como José Antonio Zorrilla, Julio Médem, Pedro Almodóvar, Álex de la Iglesia, Juanma Bajo Ulloa, nacho Vigalondo e Iciar Bollain, quien le dirigió en la película También la lluvia (2010), por la que obtuvo el Premio Goya como Mejor actor de reparto por su doble interpretación de Cristóbal Colón y el actor que lo interpreta, Antón, un hombre enfermo y alcohólico. En 2014 volvió a ganar el Goya en la misma categoría por la taquillera Ocho apellidos vascos (2014), de Emilio Martínez-Lázaro.

Además de actor, Karra Elejalde ha sido guionista y director de dos de sus películas: Torapia (2004) y Año mariano (1999) junto con Fernando Guillén Cuervo.


En Kika (1993), Karra Elejalde interpreta a Mario, uno de los policías que atienden la llamada del voyeur que dice haber visto a Paul Bazo (Santiago Lajusticia) violar a una mujer (Verónica Forqué).

Karra Elejalde es Mario, uno de los policías de Kika (1993)

sábado, 1 de agosto de 2015

Números Musicales - Ne me quitte pas

En La Ley del Deseo (1987) Tina (Carmen Maura) protagoniza la versión teatral de La Voz Humana, dirigida por Pablo Quintero (Eusebio Poncela), que incluye un número musical interpretado por Ada (Manuela Velasco).

Manuela Velasco interpretando Ne me quitte pas en La Ley del Deseo (1987)

La adaptación que dirige Pablo Quintero (Eusebio Poncela) de La Voz Humanda de Jean Cocteau cuenta con un número musical en cual, una niña (Manuela Velasco) atraviesa el escenario cantando Ne me quitte pas mientras la protagonista (Carmen Maura) se desespera en el escenario.

Ne me quitte pas fue escrita e interpretada por el cantautor belga Jacques Brel, uno de los mayores representantes de la Chanson del siglo XX. La primera versión de Brel apareció el 11 de septiembre de 1959 en el disco La Valse à mille temps y trece años después, en 1972, Jacques Brel grabó una nueva versión para el álbum del mismo nombre, Ne me quitte pas

Desde entonces se han grabado muchas versiones de esta canción por otros artistas, algunas memorables como la interpretada por la cantante, compositora y actriz brasileña Maysa Matarazzo, la versión escogida por Pedro Almodóvar para su film.


Manuela Velasco, Bibiana Fernández y Carmen Maura en el número musical de La Ley del Deseo (1987)

miércoles, 1 de julio de 2015

Localizaciones - La Bobia

Laberinto de Pasiones (1982) arranca en el Rastro madrileño, «el lugar al que todo el mundo va los domingos por la mañana aunque no haya dormido la noche anterior», en palabras de Pedro Almodóvar.

Patty Diphusa (Fabio McNamara) en La Bobia en una escena de Laberinto de Pasiones (1982)

Riza Niro (Imanol Arias), hijo del derrocado Emperador de Tirán, se halla de incógnito en Madrid. Lee la prensa en el emblématico bar La Bobia. A pocos metros de él, Patty Diphusa (Fabio McNamara) habla de cosmética con su amiga, sin quitarle el ojo al joven moreno que justamente lee en una revista una de las confesiones de Patty Diphusa. Por entonces Pedro Almodóvar escribía en diversas revistas las memorias de la ficticia Patty, utilizando siempre una foto de Fabio, vestido y maquillado de mujer.

La Bobia, bar de reunión de la movida, respiraba casticismo por sus poros. Situado a la entrada del Rastro, en la calle San Millán, allí se daba cita lo más granado de lo que se llamó la movida madrileña. Pintores, músicos, escritores, bohemios, punks , mods, rockers... toda una galería, que daba colorido y contraste a aquellos azulejos blancos de la pared, que habrían reflejado el ir y venir de chulapos y chulapas en otros tiempos.

Terraza de La Bobia en la actualidad

La Bobia ha reabierto recientemente reconvertido en una neotaberna cosmopolita de cocina asturiana. De su pasado ochentero se ha recuperado el color verde menta de las sillas de laterraza, custodiada por una pared comisionada por la galería Swinton & Grant y que cada mes es intervenida por un artista diferente. Pero si por algo destaca la nueva Bobia es por la autenticidad de su cocina astur: fabes, morcilla, cachopo, calamar, cecina, sidra natural… Todo lo traen del norte de España y lo elaboran al estilo tradicional.




miércoles, 20 de mayo de 2015

Noticias - Comienza el rodaje de Silencio

El rodaje de Silencio, la vigésima película del director Pedro Almodóvar, acaba de comenzar en una estación ferroviaria abandonada de la provincia de Toledo. 

Pedro Almodóvar prepara la secuencia con Adriana Ugarte y Daniel Grao

El director manchego ha dado el pistoletazo de salida a la vigésima película de su carrera en una estación ferroviaria abandonada de la provincia de Toledo, donde ha rodado varias escenas de interior y exterior de trenes en las que se conocen los personajes que interpretan Adriana Ugarte y Daniel Grao.

Casi irreconocible, con el pelo rubio platino y corto y un ochentero look, Adriana Ugarte se ha estrenado a las órdenes del cineasta manchego, cuyo hermano, Agustín Almodóvar, ha compartido a través de las redes sociales la primera imagen de este rodaje, en la que el director sujeta la primera claqueta. «He tomado la primera claqueta porque mi hermano Agustín, productor y documentalista del guión, ha hecho de esta foto una especie de tradición desde que existen las redes sociales», explica Pedro Almodóvar en la nota de prensa publicada por El Deseo.

Pedro Almodóvar sujeta las primeras claquetas de Silencio

Adriana Ugarte interpreta a Julieta, la protagonista de este regreso de Almodóvar al drama femenino, a quien también encarnará Emma Suárez en futuras etapas de su vida, pues el filme narra su vida desde 1985 hasta 2015 mientras lucha por sobrevivir al borde de la locura. El resto del reparto lo completan Inma Cuesta, Rossy de Palma, Nathalie Poza, Pilar Castro, Michelle Jenner, Darío Grandinetti, Susi Sánchez, Joaquín Notario y Blanca Parés.

Tras su paso por Toledo, el rodaje tiene previsto visitar las Rías Altas gallegas, la sierra de Huelva, Madrid y los Pirineos aragoneses. 

lunes, 6 de abril de 2015

Chicas Almodóvar - Candela Peña

Candela Peña

Candela Peña (Barcelona, 1973) se puso Candela como nombre artístico por un fragmento de La Casa de Bernarda Alba donde decían "¿Encendieron la candela?", cuando sus compañeros de instituto le dijeron que Pilar Peña no tenía mucho gancho para una actriz y empezaron a llamarla así. Hija única, creció en el bar que sus padres regentaban. A los cuatro años de edad recibía clases de ballet en el Instituto de la Danza de Barcelona. A los 17 acabó COU y se fue al Centro Andaluz de Teatro en Sevilla, y más tarde se trasladó a Madrid.

Se inició en el cine cuando fue seleccionada para el filme Días Contados (1994) de Imanol Uribe, al que siguió Hola, ¿Estás Sola? (1995) de Iciar Bollaín. Su carrera obtuvo un nuevo empujón de la mano de Pedro Almodóvar con Todo Sobre Mi Madre (1999). Hoy es una de las actrices jóvenes más prestigiosas de la escena española actual. Nominada al Premio Goya varias veces, lo obtuvo por Te Doy mis Ojos (2003), un escalofriante retrato de la violencia de género en la que dio toda una lección de saber estar frente a la cámara, por Princesas (2005) donde se puso en la piel de una prostituta que soñaba con una vida mejor alejada del negocio del sexo y por Una pistola en cada mano (2012) de Cesc Gay. Precisamente con este director Candela Peña ha debutado en el teatro con la obra Los vecinos de arriba.

Motivada por Pedro Almodóvar, en 2001 escribió la novela Pérez Príncipe, María Dolores, un libro sobre la pérdida de la maldita eterna adolescencia, la historia de mujer que sueña con casarse con el príncipe Felipe. En 2010 dirigió su primer cortometraje titulado 9 (2010) protagonizado por sus amigos Elena Anaya, Aitor Merino y Pilar Castro, entre otros.


En Todo Sobre Mi Madre (1999) Candela Peña es Nina, una actriz enganchada al caballo que interpreta el personaje de Stella en la obra Un Tranvía Llamado Deseo, de Tennessee Williams, junto a su compañera Huma Rojo (Marisa Paredes). Por este papel Candela Peña fue nominada al Premio Goya a la mejor actriz de reparto.

Candela Peña como Nina en Todo Sobre Mi Madre (1999)

viernes, 27 de marzo de 2015

Noticias - Todo listo para el rodaje de Silencio

Silencio, la vigésima película de Pedro Almodóvar, que supondrá su vuelta al drama y al universo femenino, ya tiene reparto, localizaciones y fechas de rodaje, tal y como anunció el pasado jueves El Deseo, productora del cineasta.
El director Pedro Almodóvar en uno de sus rodajes

Sus protagonistas serán Emma Suárez y Adriana Ugarte, dos actrices que jamás han trabajado bajo las órdenes del cineasta, quienes darán vida al mismo personaje, Julieta, a lo largo de tres décadas, del año 1985 al 2015. «No me gustan nada los trabajos excesivos de maquillaje para envejecer o rejuvenecer actores, prefiero dos intérpretes diferentes y jugar con la imaginación del espectador», afirma el director sobre este desdoblamiento interpretativo.
A lo largo de tres décadas, el espectador conocerá el presente y el pasado de una mujer marcada por el dolor, el abandono y una serie de viajes trascendentales en su biografía, «porque en cada viaje abandona a alguien importante de su vida o algo importante de su vida. Y entre todos, un abandono esencial: el de su hija adolescente, a la que deja atrás inexplicablemente, sin una razón conocida. De repente, alguien que para ti lo es todo, se desentiende de ti sin más. «Resulta casual que la mejor época de Julieta corresponda a los años ochenta, y que en la actualidad su vida sea una catástrofe sin solución», dice la nota de la productora. «Sólo un milagro la salvará. Y los milagros a veces ocurren…», advierte enigmático el texto sobre una película que gira alrededor del destino, del complejo de culpa y de un misterio insondable: el abandono de un ser querido.
Pedro Almodóvar con Emma Suárez y Adriana Ugarte en unas pruebas previas al rodaje de Silencio

El personaje de Julieta, que lucha por sobrevivir al borde de la locura, está rodeado de un coro de secundarias esenciales en la historia y que aparecen descritas casi como en una función teatral. Inma Cuesta, «la amiga fiel e infiel»; Rossy de Palma, «la sirvienta arisca y competitiva»; Nathalie Poza, que representa «la intransigencia y la superioridad moral»; Pilar Castro, «una compañera de viaje liberal estilo gauche caviar»; Michelle Jenner, «la amiga de la infancia y editora de complementos de una revista de moda»; Darío Grandinetti, «el amante»; Susi Sánchez, «etérea, la madre y abuela ausente y omnipresente»; Daniel Grao es «el hombre, un pescador gallego» y Joaquín Notario, «el padre». Y un último personaje, esencial en la trama, el de la hija de Julieta y el pescador, será interpretado por la joven Blanca Parés. «Algunas son caras muy conocidas de la televisión, pero yo casi no veo la tele, así que sólo puedo decir que me han ganado en las pruebas de casting», dice Pedro Almodóvar. «Con otras, como Nathalie Poza, llevaba mucho tiempo con ganas de trabajar y después de ver su trabajo en la obra de teatro Berlín no pude retrasar más tiempo esa cita».
«Tener el reparto ya cerrado supone un paso de gigante», explica Agustín Almodóvar. «Con Emma hablamos en el Festival de San Sebastián, hace ya meses. Pero ahora ya lo tenemos todo. ¡35 personajes con frase!», exclama sonriente el productor y hermano.
Pero la novedad de Silencio no afecta sólo a los rostros de los intérpretes, sino que se extiende al paisaje. Más allá de algunas escenas por las calles de Madrid, el director cambiará radicalmente su habitual orografía: Galicia, la sierra de Huelva y los Pirineos aragoneses le robarán esta vez el plano al horizonte castellano. La vieja meseta abre paso a montañas y acantilados. «Serán paisajes como metáfora y personaje; aquí las distancias son muy importantes», añade el director. Trayectos físicos y emocionales entre el sur y el norte de España.
En cuanto a las tonalidades de la cinta, Almodóvar habla de una paleta de colores verde, gris, humo y terracota. «Aunque sé que Sonia Grande, directora de vestuario, y Antxon Gómez, director de arte, siempre meten en la maleta algo rojo. A estas alturas me conocen y se guardan alguna opción acorde con mi pasado. Al fin y al cabo, y como suelo decir, por muy sobrio que me ponga la cabra siempre tira al monte».
«Esta es una historia que tenía en el cajón desde 2011. La dejé entonces y ahora ha vuelto para florecer. Quizá no es el mejor momento para rodar una película que requiere tantos desplazamientos; quizá era el momento para una película de estudio, pero esta es la que ha llamado con más fuerza». El cineasta se refiere así al largo parón que ha supuesto para él una compleja operación de espalda y una larga rehabilitación que aún no ha terminado. Asegura que en plena crisis física se planteó dejar el cine. «Se me pasó por la cabeza eso que ahora está tan de moda, reinventarse. Pensé en dedicarme solo a escribir, intenté imaginarme en la piel de un cronista de experiencias vitales, en plan periodista de viajes, o como un novelista. Físicamente, no me veía capaz de rodar. La operación me provocó mucha más inseguridad de la que ya de por sí tengo. Pero, para bien o para mal, me di cuenta de que otra cosa no es lo mío. Quiero seguir rodando; me alivia y a la vez me condena; me guste o no las cosas son así».
Silencio se rodará a partir del próximo 6 mayo y a lo largo de doce semanas. Será un drama «sombrío, íntimo, de universo femenino, pero en absoluto en el estilo manchego, menos barroco, con menos opciones para el humor».

lunes, 5 de enero de 2015

Chicos Almodóvar - Francisco Rabal

Francisco Rabal (1926 - 2001)

Francisco Rabal (Águilas 1926 - Burdeos 2001) se trasladó a Madrid con su familia al iniciarse la Guerra Civil Española en 1936, donde realizó oficios modestos para ayudar a la manutención del hogar, mientras cursaba estudios nocturnos en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo. Su trabajo como ayudante de electricista en los Estudios Chamartín le puso en contacto con el cine y fue apareciendo como extra en películas como La rueda de la vida (1942), El crimen de Pepe Conde (1946) o La Lola se va a los puertos (1947) hasta pronunciar sus primeras frases a las órdenes de Rafael Gil en Reina Santa o La Fe (1947) y adquirir ya protagonismo en Sor intrépida.

Se había incorporado a la compañía teatral de Isabel Garcés, participando en el montaje de Diario íntimo de la tía Angélica (1946) de José María Pemán. Gradualmente va obteniendo mayores papeles, logrando un gran éxito en 1952 con la obra Muerte de un viajante, de Arthur Miller. Desde entonces, su carrera teatral se fue viendo eclipsada por la cinematográfica, si bien cosechó importantes éxitos como en su interpretación de Enrique III de Inglaterra en Becket (1962), de Jean Anouilh. En 1947 conoció en el teatro a la que más tarde fue su esposa, la actriz Asunción Balaguer, con quien tuvo dos hijos, Benito y Teresa Rabal, que también se han dedicado al cine y el espectáculo. Se despidió de los escenarios en 1974 con la obra Viejos tiempos, de Harold Pinter, junto a Irene Gutiérrez Caba.

Recibió sus primeros premios en 1953 por La guerra de Dios y Hay un camino a la derecha, de Rovira-Beleta. En 1958 rodó en México Nazarín, de Luis Buñuel, con quien vivió una auténtica amistad. Actuó también en sus filmes Viridiana (1961) y Belle de jour (1966) alcanzando fama internacional. Tuvo a partir de entonces una trayectoria prolífica en el cine internacional, especialmente en Francia e Italia. Trabajó con directores europeos como Michelangelo Antonioni, Claude Chabrol o Luchino Visconti, así como con el norteamericano William Friedkin.

Sus antiguos papeles de galán duro y enérgico dieron paso a personajes carismáticos, que quedaron en la memoria colectiva y le reportaron notable éxito y popularidad. En su madurez trabajó en La colmena, de Mario Camus y encarnó a Azarías en Los santos inocentes, adaptación de Camus de la obra literaria de Miguel Delibes que le valió el premio de interpretación del Festival de Cannes en 1984, compartido con Alfredo Landa. Con José Luis García Sánchez rodó Divinas palabras en 1987 y con Pedro Almodóvar ¡Átame! en 1989.

Para televisión encarnó a Mateo Alemán en Cervantes (1981), a Francisco de Goya en Los desastres de la guerra (1983), a San Pedro de Alcántara en la miniserie Teresa de Jesús (1985) y al torero retirado Juncal en la exitosa serie dirigida por Jaime de Armiñán en 1988.

El 12 de noviembre de 1993 recibió la medalla de oro de la Academia de Cine española y en 1999 obtuvo el Premio Goya al mejor actor por su papel en Goya en Burdeos, de Carlos Saura. En 1995 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia.

Murió inesperadamente el 29 de agosto de 2001, cuando regresaba a España en avión desde Montréal, a causa de una insuficiencia respiratoria que le produjo el enfisemapulmonar que padecía. Unas semanas más tarde iba a recibir el honorífico Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián. Fue su nieto, el también actor Liberto Rabal, quien lo recogió en su nombre, rindiéndole tributo en un emotivo homenaje que reunió en el escenario del Kursaal a su amigo Carlos Saura y a sus compañeras de algún reparto Carmen Sevilla, Julia Martínez, Terele Pávez, Ana Belén, Emma Suárez y María Barranco.


En Átame! (1990) Francisco Rabal interpreta a Máximo Espejo, el polémico director de cine que vuelve a ponerse detrás de las cámaras para rodar lo que el califica como su obra póstuma, El Fantasma de Medianoche, un film de terror protagonizado por la actriz porno Marina Osorio (Victoria Abril).

Francisco Rabal es Máximo Espejo en Átame! (1990)

domingo, 4 de enero de 2015

Citas de película - Entre Tinieblas

Entre Tinieblas (1983)

Dentro de poco este pabellón estará lleno de asesinas, drogadictas y prostitutas, como en otra época. Madre Superiora (Julieta Serrano)

— ¿Y eso? Sor Perdida (Carmen Maura)
— Te he traído un regalo. Marquesa (Mary Carrillo)
— Ay, señora Marquesa. ¿Por qué se ha molestado? ¡Qué detalle! ¡Qué detalle! Sor Perdida (Carmen Maura)
— Sabía que te haría ilusión. Marquesa (Mary Carrillo)
— Detergente para todo uso. Biodegradable. Abrir aquí. !Qué maravilla! Sor Perdida (Carmen Maura)

Ésta es nuestra suite de honor. Espero que estés cómoda. Si no te gusta la virgen la quitamos y ponemos un póster de Mick Jagger... Madre Superiora (Julieta Serrano)

Para mí, comer esta tarta es como comulgar. Se me apareció Jesús mientras la hacía chorreando sirope. Me ofreció sus yagas para que se las chupara como si fuera una golondrina... Sor Estiércol (Marisa Paredes)

Hay tantas clases de besos como clases de amor: el beso sobre la frente, paternal; el beso sobre los ojos, lleno de paz; el beso sobre la nariz, gracioso; el beso en la mejilla, amistoso. Todos ellos algo anodinos pero que sirven de tentadora invitación a otros más pérfidos, como el indiscreto beso en la garganta o el arrullador beso en el oído, semejante a la confidencia de un secreto. Y existe por fin el beso en los labios. Un beso no compromete a nada, piensan las alocadas. Tal vez, si eres fría como en el hielo y si tu compañero poco fogoso te deja escapar fácilmente de sus brazos. Pero si el beso te ha conmovido deliciosamente, ten en cuenta que a él le conmueve más imperiosamente que a ti y despierta toda la fuerza de su deseo. No des un beso, amiga mía, más que con la alianza en el dedo. Es un recatado consejo que canta en Fausto el mismo diablo. Sor Rata (Chus Lampreave)

Te gusta que te toque los bongos mientras comes, ¿verdad? Te recuerda a África. No me arañes, ¡eh! No me arañes. Mira cómo me pones... ¡Como un Divino Señor! Sor Perdida (Carmen Maura)

¡Mira la literatura para lo que da! Vamos a ver, Cervantes, Góngora... Mira, mira Góngora cómo suena... Sor Rata (Chus Lampreave)

No nena, yo soy puta. Yolanda (Cristina Sánchez Pascual)

sábado, 3 de enero de 2015

Noticias - Lo nuevo de Almodóvar se llamará Silencio

Silencio es el título de la nueva película de Pedro Almodóvar, tal y como reveló el propio director manchego durante una entrevista concedida al diario Financial Times el pasado 2 de enero.

Pedro Almodóvar prepara ya el inminente rodaje de Silencio

Según explicó el propio director, a Financial Times, «se llama Silencio porque ese es el principal elemento que impulsa las peores cosas que le ocurren al personaje femenino protagonista», aclara el cineasta.

En el transcurso de la conversación, con motivo de la llegada a Londres de la adaptación teatral de Mujeres al borde un ataque de nervios, Pedro Almodóvar ofreció algunos detalles acerca del proyecto. Se trata de un «contundente drama» con el que se siente muy emocionado, ya que supondrá su «regreso al cine de mujeres, de las grandes mujeres protagonistas». 

«El guión está terminado y rodaremos en abril. Ahora mismo estamos implicados en el casting, que es complicado porque lo que he escrito no encaja exactamente con mis actores amigos». Es probable, por tanto, que Silencio suponga el descubrimiento de una nueva «Chica Almodóvar».

No obstante, Pedro Almodóvar tiene claro que en su nueva película estará Rossy de Palma. «Llevo tiempo queriendo trabajar con ella, y encarnará un papel muy dramático, austero. El resto está en el aire. Estoy poniendo caras. Hay un personaje central masculino que sirve para crear el conflicto entre ellas».

«Lo estoy abordando como un drama alejado de mis otros filmes de este género como Todo Sobre Mi Madre o Tacones Lejanos. Quiero un drama sin gritos. Al menos tengo esa intención. Luego tiro al monte, echo de menos el color rojo y acabo poniéndolo en los decorados. Aflora mi naturaleza, y siempre es bienvenida».